Chaksu Dasa: La manera en que distribuimos libros depende de ciertas circunstancias prácticas como, por ejemplo, si las personas están afuera comprando o están adentro de sus casas. Por este motivo, Srila Prabhupada dijo que teníamos que exprimir nuestros cerebros para encontrar nuevas formas de llevar los libros a las personas. Esto queda implícito en el verso yajñaih sankirtana-prayair yajanti hi sumedhasah. Es necesario tener buena inteligencia (sumedhasah)para hacer ajustes a la hora de distribuir libros. Tenemos que considerar los cinco factores de la acción. Por supuesto, el aspecto espiritual sigue siendo el mismo. Con esto me refiero a darse cuenta de que dependemos del guru y la Superalma. Esa dependencia despierta utsaha– entusiasmo transcendental, determinación e inteligencia. De ese modo, podemos manejar los aspectos relativos de la distribución de libros, en especial tiempo, lugar y circunstancias. 

Las circunstancias son diferentes en cada país y continente. Me he dado cuenta en uno de mis viajes recientes a América, en julio de 1993. Los métodos que estaba usando en Europa no aplicaban a América, porque en Europa tenemos circunstancias diferentes. Por ejemplo, la configuración de las ciudades en Estados Unidos es completamente esparcida, sin un centro como en Europa. Y los horarios de atención de las tiendas en Estados Unidos permite que las personas vayan a comprar a cualquier hora del día, incluso los domingos, lo que significa que el flujo de consumidores no es tan concentrado como en Europa, donde la gente tiene que ir a comprar dentro de un tiempo limitado. Pero estoy convencido que Estados Unidos tiene sus ventajas para la distribución masiva de los libros de Srila Prabhupada. Solo tenemos que conectar el deseo de Srila Prabhupada y orar a Krishna para que nos muestre nuevas formas. Vender los libros de Srila Prabhupada a los materialistas es algo desesperanzador en cualquier lugar, no solo en Estados Unidos. Pero si lo intentamos con entera fe, atraeremos la misericordia especial de Krishna. Srila Prabhupada dijo que la situación siempre es desfavorable, pero cuando predicamos, se vuelve favorable. Y así, lo que parecía imposible se vuelve posible, tal como Srila Prabhupada explicó con el ejemplo del cuervo (Bg. 6.24, significado), donde concluye: «Dios ayuda a aquellos que se ayudan». 

El método de la pila de libros

Desde 1983, Harinamananda Dasa, y desde 1985, Navina-nirada Dasa, han maravillado al mundo con sus resultados que, durante años seguidos fueron el doble de resultados que cualquier otro distribuidor del mundo. Siguiendo el ejemplo de Rohinisuta Dasa, desarrollaron una técnica que les permitió sumergirse en el néctar de la distribución ilimitada de libros, ya fuera en las calles o yendo de casa en casa. 

Harinamananda Dasa: El método de la pila de libros ha demostrado ser la más exitosa para distribuir libros. Puedes usarla en todos lados, donde haya mucha gente, e incluso mientras distribuyes de casa en casa en edificios o barrios. Preparamos una pila de diecisiete o dieciocho libros grandes, y dos o tres libros maha-grandes, alternándolos para tener la mayor variedad posible. Estas pilas son todas idénticas. Durante las maratones, los devotos del templo las preparan para que podamos meterlas directamente en nuestras camionetas. Esto facilita las cosas y es más fácil contar el total de libros distribuidos al final del día. Distribuyes libros durante todo el día sin preocuparte de la cantidad, y por la noche cuentas las pilas de libros restantes. Durante las maratones distribuimos desde la camioneta. Durante el resto del año vamos de casa en casa y las pilas de libros son menores, porque tenemos que recorrer más distancia para ir al encuentro de las personas. Si entramos a edificios grandes, entonces nos llevamos carritos que pueden cargar hasta 150 libros. Nos acercamos a las personas e intentamos darles el mayor número de libros posible. Se trata de una cuestión muy simple: Si quieres distribuir muchos libros, tienes que tener muchos libros contigo, y así, la gente se sentirá inspirada a llevarse muchos libros.

Rohinisuta Dasa: Desde el punto de vista material, cargar veinte libros suponen mucho peso. Pero desde el punto de vista espiritual, estos libros no son diferentes de Krishna, y te sientes extático. No importa lo mayor que eres. Puedes tener cuarenta o cincuenta años y cargar quince o veinte libros por la misericordia de Srila Prabhupada y Gaura-Nitai. Si nos cuesta cargar veinte, Podemos cargar diez. También podemos pedir ayuda. Los devotos nuevos pueden ayudar a los sankirtaneros. Muchos de los distribuidores exitosos comenzaron asistiendo a otros sankirtaneiros. Quedaron tan inspirados al ver los libros siendo distribuidos que, aunque al principio no planeaban distribuirlos, después de dos o tres semanas sintieron el deseo de hacerlo por ellos mismos. 

Una vez, durante la maratón, pensé: «Sólo me llevaré la mitad de lo que suelo llevarme. Son demasiado pesados». Después de unos días cargando constantemente veinte libros, se me hizo un poco duro. Sentía dolor en la espalda y los músculos, y mi mente estaba perturbada. Así que me llevé la mitad, y mi auto estaba cerca para cuando necesitara más. Pero solo distribuí la mitad de lo que distribuía antes. Quien se lleva la mitad, distribuye la mitad. Eso es lo que aprendí. Ya sea que tengas una pila de diez libros o de veinte, te llevará el mismo tiempo distribuir toda la pila. Krishna quiere ver nuestro esfuerzo y rendición. Cuando volví a cargar una pila de veintiún libros, la gente empezó a llevarse seis o siete libros de una vez. Cuando cargaba diez libros, solo se llevaban uno o dos, tres como máximo. Así que cuantos más libros llevemos, más rápido se acabarán. Se tiene que aceptar esta tapasyadurante la maratón. No podemos salir con pereza. Si nos acercamos a las personas con tres o cinco libros, pueden sospechar que eres un criminal que ha robado los libros y los estás intentando vender por un precio más barato. Pero si sales con una gran pila de libros, no levantas sospechas. La gente piensa: «Parece estar autorizado. Tiene muchos libros. Parece sistemático». Hay un sistema – tres grupos de siete libros en la pila. Y les decimos: «Es una colección de siete libros». Tenemos que soportar el peso. Las personas no compran libros; te compran a ti. Si los devotos están inspirados y su deseo es que las personas se lleven siete libros de una vez, o incluso una colección entera, entonces las personas así lo harán. 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.