En relación con tu pregunta de viajar en equipos de sankirtana y vender libros: Sí, queremos dinero. Vender libros es la verdadera labor de prédica. Nadie puede explicarlo mejor que los libros. La persona que los compre al menos los leerá por encima. De una manera u otra, vende los libros. La verdadera prédica se logra vendiendo libros.

Srila Prabhupada (Carta para Bali Mardan, 30 de septiembre de 1972)

El aumento de tus ventas de libros me anima profundamente. Es nuestra tarea principal, vender nuestras publicaciones profusamente en todo el mundo. Me gustan mucho los métodos que has comenzado a usar para distribuir los libros y los apruebo completamente. Cualquier cosa que tengamos que hacer para inducir a las personas a tomar un libro, eso es bueno. Lo juzgaremos por los resultados, no por los medios. 

Srila Prabhupada (Carta para Damodara, 9 de enero de 1973)

En la historia del mundo, especialmente en los países occidentales, no hay constancia de semejantes ventas diarias de libros religiosos. Es algo único en la historia. Nuestros miembros están haciendo algo bueno – y la gente no se da cuenta. Están cegados. Pero el fin justifica los medios. Tenemos que dárselos – aún cuando no lo quieren.

Srila Prabhupada (Carta para Sri Govinda, 6 de diciembre de 1974)

Estas citas se pondrán en contexto en la próxima sección («Lo que Srila Prabhupada realmente dijo»). En estas cartas y en muchas otras, Prabhupada explicó claramente a lo que se refería. Pero en el pasado, muchos devotos vendieron una gran cantidad de libros «a toda costa», y lo justificaron afirmando que «el fin justifica los medios». A continuación, analizaremos esta fase en la distribución de libros para aprender una importante lección y para evitar repetir los mismos errores.

Conceptos erróneos que se infiltraron

Jadurani Devi Dasi: En la historia de la distribución de libros en ISKCON, de una manera u otra, se produjeron algunos desvíos durante un cierto período – tal como se describe en el Bhagavad-gita, «La ciencia tal como es parece estar perdida». Gradualmente, comenzamos a esconder más y más a Krishna. Y parece que Krishna respondió, «Está bien, si queréis esconderme de las personas, yo Me esconderé de ustedes». En cierto sentido, Él se escondió de nosotros. Y ahora vemos que, cuanto más Lo mostramos a los demás, más se manifiesta ante nosotros. Cuanto más presentamos a Krishna, más nos beneficiamos de Su compañía.

Prahladananda Swami: Al ver lo que estaba ocurriendo en los aeropuertos, intuí que íbamos a acabar teniendo problemas. Las personas no lo tolerarían año tras año. Y a Krishna no le gustó. Puedes decir que era para Krishna. Sí, en parte lo era, pero también se trataba de una competición. La idea era que podíamos hacer lo que fuera con tal de distribuir una gran cantidad de libros. Nos convencimos de que Krishna nos protegería sin importar lo que hiciéramos, incluso si hacíamos algo equivocado. Pero creo que Krishna nos protegió dándonos la inteligencia para hacer lo correcto. Y si Krishna nos da la inteligencia para hacer lo correcto y nos rehusamos, entonces perdemos Su protección. Queremos que las personas sientan interés por los libros de Srila Prabhupada y sus devotos, pero en aquel entonces éramos inmaduros y nuestras tácticas alejaron a las personas. Nuestra prédica no logró todo el resultado que esperábamos.

Harikesha Swami: El mayor error cometido en la distribución de libros fue permitir variaciones en las técnicas y otras desviaciones. Esas técnicas destruyeron completamente la distribución de libros. Los libros se tienen que distribuir por sus méritos, no mediante engaños. [En una de las técnicas nuevas se pedía a una persona que nos cambiara nuestros billetes de menor cantidad por uno de mayor cantidad, por ejemplo, 5 billetes de 1 dólar por un 1 billete de 5 dólares. Pero le dábamos menos de nuestra parte y le pedíamos que donara el resto. Otras técnicas incluían confundir a las personas a la hora de cobrarles los libros.]

Vijaya Dasa: Cometimos grandes errores: técnicas nuevas, adhesivos, pinturas. Estos errores afectaron negativamente a nuestra sociedad. Deberíamos aprender de esos errores. Tenemos que presentar la conciencia de Krishna de la misma manera en que Prabhupada nos la enseñó.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.