Estos libros son tan buenos que cualquier persona que los lea, sin dudas se volverá consciente de Krishna. Puedes enseñarles los libros de Krishna y pedirles que lean cualquier pasaje, y si les gusta lo que leen, que los compren; de lo contrario, te marchas. ¿Quién logra resistirse? El libro de Krishna es tan bonito que le gustará a todo el mundo, ya sea como libro de cuentos, de historia o de filosofía, o lo que sea. Se sentirán atraídos. Tan solo depende de cómo lo presentes. Hazlo de bien y Krishna te ayudará. 
(Carta para Sukadeva, 25 de marzo de 1971)

Debido a las bendiciones de Chaitanya Mahaprabhu, cada uno de nosotros nos volveremos sadhus y predicaremos la conciencia de Krishna. En lo que se refiere a la conciencia de Krishna, tenemos suficientes libros y hemos publicado nuevos. Si los leemos con atención y reproducimos los significados en nuestro propio idioma, estaremos predicando a la perfección. 
(Carta para Tripurari, 9 de noviembre de 1975)

Hay suficiente mérito en nuestros libros: si los describes con sinceridad a alguien, él los comprará. Este es el arte que tienes que desarrollar, no el arte de mentir. Convence a las personas predicándoles acerca de la Verdad Absoluta, no engañándolas. Es una etapa más madura del avance en la conciencia de Krishna.
(Carta para Sri Govinda, 25 de diciembre de 1972)

Estoy seguro de que si simplemente glorificas a Krishna y nuestros libros de la mejor manera descriptiva, podrás convencer a cualquiera y todos, sin importar, incluso un ateo, de que los compren. 
(Carta para Bali Mardan, 31 de diciembre de 1972)

Jadurani Devi Dasi: Me gustan los desafíos. Prabhupada escribió a Karandhara hace unos años y le dijo que debía desafiar a los devotos con experiencias nuevas para animarlos. Yo intento decir cosas diferentes a cada persona que conozco. Cuando hablo con la gente, abro el Bhagavad-gita o el Srimad-Bhagavatam al azar y leo el verso en voz alta. A veces, el verso parece no tener conexión con nada de lo que pasa en el aeropuerto, pero intento conectar el significado con algo en sus vidas, su trabajo y su personalidad. La gente puede verse reflejada en la filosofía. El otro día conocí a un caballero y le pregunté a qué se dedicaba. Trabajaba en el banco. «¡Genial!», le respondí. «Este libro trata exactamente de eso. Cuando estás en el banco, el dinero entra y sale, pero tu no te sientes eufórico cuando entra ni te enojas cuando sale. Te contentas con tu salario. Y sabes que, si haces algo diferente, te las verás con la policía. Ni si quiera te afecta. Similarmente, este libro te enseña a permanecer en equilibro a pesar de la felicidad y el sufrimiento que aparezcan en la vida, porque recibes tu «salario» del Supremo, es decir, tu relación con Él. De tu relación con Él obtienes un placer mayor que de los altos y bajos de la vida material». El otro día conocí a un estudiante universitario punk. Estudiaba matemática, así que le dije: «¿Conoces esta ecuación? Uno más uno es uno, y uno menos uno es uno. Si añades algo a Dios, Él sigue siendo quien es, y si Le sacas algo, continúa siendo completo. Crees en Dios, ¿verdad?» Hablamos sobre el asunto y se acabó llevando dos libros. 

Navinda-nirada Dasa: Mi estilo es bastante directo y se centra en los libros. Explico lo que quiero y de qué tratan los libros – menciono el sánscrito y otras cosas. Las personas mayores de cuarenta años, los empresarios o las personas académicas conocen el sánscrito y lo aprecian. Por supuesto, se dan cuenta de que hay cierto idealismo. Es obvio. Somos jóvenes y trabajamos para difundir estos clásicos hindúes y los estudiamos. Se pueden mencionar el templo, el centro de prédica o la granja, lo que sea más adecuado para la presentación. Siempre menciono que la dirección se encuentra al final del libro. A veces incluso doy mi contacto. No podemos decir que somos monjes hindúes y que hemos venido del Himalaya a este centro comercial especialmente para darles los clásicos sánscritos en su idioma. No les convencerá, especialmente porque nos ven por todas partes. Si decimos cosas así, es posible que piensen que estamos escondiendo algo. En ocasiones, menciono que nuestros libros no tratan sobre religión. Son universales. La gente entiende esto con facilidad, porque somos profesores de bhakti-yoga. Enseñamos a todos: cristianos, hindúes, judíos… incluso a los agnósticos. Y la gente sabe que todo el mundo va a centros de yoga. La idea de una secta o un culto no les acaba de encajar. Cuando ven que se trata de los Hare Krishnas, naturalmente concluyen que, después de todo, son bona fide, saben lo que están haciendo. Somos abiertos y transparentes: vendemos libros por un precio razonable, y estudiamos y enseñamos la sabiduría de estos libros en sánscrito.

Indranilamati Devi Dasi: Yo tengo un mantra básico que digo a todo el mundo; varía ligeramente de persona a persona. Digo cosas como, «El Bhagavad-gita es un episodio en la vasta historia de los últimos cinco mil años. Ha transcendido el tiempo. Se estudia en las universidades de todo el mundo. Hay dos dinastías disputándose el trono. El mejor guerrero, Arjuna, ve a algunos de sus amigos y familiares al otro lado y se siente sobrecogido, y decide no luchar. Su cuadriga, Krishna, le anima a llevar a cabo su deber. Es muy profundo. Es un libro de metafísica. También trata de yoga y meditación. No te preocupes, no son ejercicios de yoga. Es el proceso interno que nos anima a mirar en nuestros corazones y revelar nuestras cualidades espirituales naturales. Es la ciencia de la autorrealización. También habla del karma y la reencarnación – lo que se da, más tarde se recibe. Más allá de si tienes un buen o mal karma, este libro te explica cómo detenerlo por completo por espiritualizar tus actividades, pensamientos y palabras. Te enseña a alcanzar la autosatisfacción por elevar la conciencia a dimensiones superiores, más allá de dormir, comer, trabajar y pagar el alquiler. Te enseña la ciencia del alma –que no somos el cuerpo– y que cuando lo entendemos, las miserias de la enfermedad, la vejez y la muerte no nos afectan más. Habla de cómo tenemos que ver el alma en el corazón de todos, sin discriminar por el color de la piel, la nación de la que venimos o nuestra condición social. Hay muchas cosas interesantes, pero si continúo explicándotelo, perderás tu vuelo. Este es un libro que tienes que leer antes de morir. Una última cosa y te dejaré ir». Les enseño mi credencial y digo, «Soy voluntaria, también distribuimos comida, ofrecemos programas de educación y consejería, y estamos pidiendo una pequeña donación para continuar con nuestros proyectos y cubrir el costo de los libros. Por favor, ayúdanos». Pongo mi mejor sonrisa. Si me dan una donación generosa, les doy más libros. Siempre presento los libros con entusiasmo y alegría – ayuda a capturar su atención. También sonrío mucho, porque todo el mundo se siente atraído por alguien feliz. Sonreír desde el corazón es una buena forma de atraer a las personas y conquistar sus dudas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.