Sairishi Devi Dasi: El tema principal es que el acharya nos está dando esta misión. Si no fuera por Srila Prabhupada, ni siquiera tendríamos estos libros. Y si no nos hubiera dicho lo importante que es difundir la conciencia de Krishna mediante la distribución de libros, nunca lo habríamos hecho. Y también tenemos que oírlo de nuestro maestro espiritual. Así nos sentiremos inspirados para hacerlo. Porque no es que te unas al movimiento para la conciencia de Krishna y enseguida entiendas de qué trata su misión. En primer lugar, te preocupas por tu propio bienestar espiritual. Después de un tiempo, entiendes que también tienes que compartirlo con los demás. Así lo indica el maestro espiritual. Por eso, las autoridades del templo deben animar a los devotos. La instrucción se tiene que transmitir. En el templo tiene que haber un ambiente especial centrado en la distribución de libros y la prédica. De esa forma, todo se podrá llevar a cabo. Todos nosotros necesitamos inspiración. ¿Quién de nosotros tiene vocación de distribuidor de libros? Ninguno de nosotros. De hecho, antes de volverme devota, lo peor que podía imaginarme haciendo era vender cosas en la calle, o casa por casa, especialmente algo relacionado con religión. Lo consideraba el trabajo más bajo, pero ahora me dedico a ello. El maestro espiritual y las autoridades del templo hacen hincapié en ello, y Srila Prabhupada insistía en ello. Si no lo escuchamos de parte de las autoridades, es difícil extraerlo de los libros inmediatamente, porque Srila Prabhupada explica muchos temas diferentes. Por lo tanto, si lo aprendemos de esa manera, podemos obtener una comprensión profunda de la filosofía, y esa comprensión espiritual hace madurar nuestra actitud en relación a la distribución de libros. Además, la distribución de libros mantiene al templo saludable en diversos niveles, espiritual y económicamente. 

Haridasa Thakura Dasa: Para mí, la inspiración más importante es la instrucción del maestro espiritual. Como él me dijo que distribuyera libros, así lo estoy haciendo. Y la segunda inspiración más importante es la compañía de otros devotos que han dedicado sus vidas a la misión de la distribución de libros y salen cada día. Asimismo, Srila Prabhupada siempre insistió en que nuestra misión más importante era distribuir libros. Cuando leo esto en las cartas de Prabhupada, me siento muy inspirado a salir y hacerlo. Leer los libros es inspirador. Y el servicio en sí mismo. A veces puedo saborearlo, y a veces no; pero mi incapacidad para saborearlo se debe a mis deseos materiales, no al servicio en sí mismo. El servicio siempre es bienaventurado. A veces no disfruto de esta bienaventuranza porque estoy apegado a la naturaleza material. Pero al ver que la distribución de libros purificará y liberará al mundo, me siento inspirado. Desde el punto de vista práctico, es una manera inteligente de obtener donaciones, y con esas donaciones construiremos Mayapur. Cuando me uní a ISKCON y comencé a distribuir libros, esta idea me inspiraba mucho; al proporcionar conocimiento a las personas, puedo ganar un sustento y mantener al templo entero. Creo que esto es inspirador —que solo por otorgar conocimiento, puedas mantenerte a ti mismo y todo lo demás.

Harinamananda Dasa: Cuando te unes al movimiento, no recibes la compañía directa del maestro espiritual. Ni siquiera sabes lo que es un maestro espiritual. Al menos así me sucedió a mi. Pero después de un tiempo, después de algunos meses realizando sankirtana, el significado del maestro espiritual y de Srila Prabhupada empezó a revelarse gradualmente. La verdadera inspiración para continuar haciendo sankirtana es el precepto y el ejemplo de los acharyas y del maestro espiritual. Esto es lo que me inspira completamente. Después de leer la biografía de Srila Prabhupada, vi lo que luchó para comenzar el movimiento a una edad tan avanzada, y las dificultades y sufrimientos que pasó para difundir la conciencia de Krishna por todo el mundo. Ver a las personas que le siguen de manera estricta me inspira. Por ejemplo, la misión de mi maestro espiritual es traducir los libros de Srila Prabhupada en todos los idiomas del mundo, producirlos y organizar su distribución para que todo el mundo pueda obtener una colección entera de libros. Para el discípulo, es sumamente inspirador ver la determinación del maestro espiritual. Si todos los demás abandonaran esta misión, él mismo iría a distribuir los libros. Una vez, en una de sus clases, dijo que, si el BBT cayera en bancarrota y todo el mundo se rindiera, trabajaría en la construcción y ganaría dinero, y con ese dinero produciría libros y los vendería él mismo. En ese momento comprendimos que lo decía con sinceridad, y esto nos hizo tomar el asunto en serio. Ver la fuerte determinación de los acharyas y el maestro espiritual es lo que más me inspira. Cuando veo a mis autoridades, que han dedicado sus vidas completamente a esta misión y que dan el ejemplo de cómo luchar y aceptar grandes dificultades, crece en mí cierto anhelo de esforzarme en la misión de la distribución de libros y entregar mi vida. 

Kalpavasini Devi Dasi: Srila Prabhupada dijo, «Cualquier persona que distribuya libros el resto de su vida regresará al Supremo». Así pues, yo también tendré la oportunidad de regresar al Supremo al final de esta vida si distribuyo libros. Me liberaré del ciclo de repetidos nacimientos y muertes.

Bhaktavatsala Dasa: Yo sé que no soy una persona práctica, y no logro pensar en otro servicio que sería capaz de hacer. Es simplemente la misericordia de mi maestro espiritual, que me está ocupando de esta manera. Esto me inspira para continuar con mi servicio.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.