Navinda-nirada Dasa: Tenemos que dejar claro que estos libros suelen costar bastante dinero en las tiendas – unas cuatro o cinco veces más. Los estamos dando prácticamente a precio de producción. Tenemos que dejar claro cuánto esperamos recibir. A la gente no le gusta que, después de dar la donación, le pidamos más. Es mejor que se lleven apenas dos o tres libros a cambio de una mala donación, que piensen que han conseguido un buen negocio. A la próxima persona podemos pedirle una donación mayor. Es mejor que enredarse y fastidiar a las personas para que nos den unas monedas más, porque eso las quemará. Estaban seguras de que habían sido generosas, pero les pedimos más. Nos ven como alguien desagradecido e impertinente, y tal vez desistan y quieran su dinero de vuelta.

Chaksu Dasa: Con relación al precio de los libros… Al principio, nos sentimos un poco apegados y no nos atrevemos a decir claramente que los libros tienen un precio. Esto se debe al apego. Tenemos que ser claros: estos libros no son gratis. Decimos lo que cuestan con franqueza. Esto también separará a las personas sinceras de las falsas. Las que no están interesadas se irán inmediatamente, y las que están interesadas se quedarán, porque ¿a quién se le ocurre asumir que unos libros así son gratis? De lo contrario, se sienten molestas: «Primero has dicho que son gratis, y ahora quieres dinero». Dependemos de Krishna. Krishna hace que alguien se acerque, así pues, ¿por qué no iba a inspirarlo también a que de una buena donación? Le ofrecemos dos o tres libros; tal vez solo quiera uno, o tal vez se lleve una colección entera. Por eso llevamos la colección entera. En otras palabras, tenemos esperanza, pero no esperamos nada. 

Harinamananda Dasa: Cuando presento los libros, lo hago intentando responder sus dudas tácitas: ¿De qué va todo esto? ¿Cuánto cuesta? Generalmente digo que soy un estudiante de literatura sánscrita, y les pregunto si saben algo acerca de sánscrito o de la India. A continuación, les explico que me dedico a estudiarla y que es la lengua más antigua en el mundo. Estos libros se compilaron hace cinco mil años. Por lo general, les enseño una imagen de Srila Prabhupada y les explico que era un monje hindú y un gran santo. De esa manera, también indico que ha fallecido, porque normalmente las personas suelen mostrar más respeto por sus logros y no cuestionan su validez como guru.Explico que Srila Prabhupada tradujo estos libros al inglés, y que ahora se están traduciendo a otros idiomas. Y que hoy hay una oferta especial, ya que, en las tiendas, estos libros tienen un valor más alto, y comparo los precios. Lo menciono para que sepan qué cantidad mínima espero. «Lo que puedas dar nos ayudará con la traducción», les digo. O a veces, «Si das más, será lucro para mi». A las personas les gusta saber qué pasa con su dinero. Muchas de ellas están hartas de donar para instituciones que hacen un mal uso del dinero. Aprecian nuestra honestidad cuando decimos «Sí, una parte es para mi». No les hablo de nuestras granjas orgánicas u otros proyectos. Más adelante, claro está, si muestran interés les menciono que tenemos un templo, una granja y otros proyectos. Pero al principio simplemente digo que el dinero cubre los gastos de producción y que cualquier cantidad que sobre es para mi y mis amigos. De esta manera, la gente siempre es generosa y no teme que se malgaste su dinero con algún guruestafador.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.