Manidhara Dasa: A largo plazo, la calidad siempre gana. Hemos visto una y otra vez que la cantidad funciona a corto plazo. Pero la calidad es la verdadera prueba de sankirtana.Todo depende de nuestra conciencia de Krishna, conciencia de Krishna a largo plazo. Si podemos ofrecer cantidad y calidad, es ideal.

    Jadurani Devi Dasi: No tenemos mucho control sobre la cantidad. El resultado de nuestro esfuerzo depende de Krishna. Incluso los mayores distribuidores de libros experimentan momentos en los que no distribuyen nada. No hay nada que puedan hacer. La cantidad no depende mucho de nosotros, pero la calidad sí. Es nuestra responsabilidad trabajar en la calidad de cada momento. Y dependemos de Krishna para el resultado.

    Vijaya Dasa: Si la calidad del servicio es buena, Krishna se satisface. Pero si la cantidad no es muy grande, a Krishna no le importa tanto. Aún así, si hay calidad, generalmente también hay una gran cantidad. Las personas a las que nos acercamos sienten inmediatamente la calidad de nuestra distribución. Sin embargo, si un devoto quiere lograr distribuir una gran cantidad y se comporta de forma apasionada, sin pensar en Krishna, entonces Krishna no se satisface, y esta falta de calidad hará que la cantidad decaiga. Krishna no necesita nada, pero cuando ve devoción, lo aprecia mucho. Así pues, calidad significa devoción. Si realizamos nuestro servicio de una forma muy devocional, entonces Krishna se satisface. Pero si lo realizamos para nuestro propio placer, nuestro falso prestigio, Krishna no se interesa mucho. Así pues, deberíamos meditar siempre en aumentar la calidad y la devoción de nuestro servicio.

    Gita-govinda Dasa: Calidad significa acordarnos siempre de quién es el autor de las actividades, para quién se realizan, y quién es el disfrutador del resultado. Si siempre meditamos de esta manera mientras distribuimos, veremos quién es el autor, quién es el disfrutador y que los resultados no nos pertenecen. Salimos para satisfacer a guruy Krishna, no a nosotros mismos. Por lo tanto, calidad significa acordarnos siempre que lo estamos haciendo para Krishna. No deberíamos salir pensando en nosotros. Salimos y distribuimos libros incluso a quienes no los quieren. Necesitamos el motivo adecuado y satisfacer a guruy Krishna. Entonces la calidad vendrá automáticamente. Para nosotros, ser conscientes de Krishna no significa necesariamente meditr en los pasatiempos de Krishna. Más bien, significa concentrarnos en ayudar a las almas condicionadas. ¿Cómo podemos conectarlas con Krishna? Tenemos que entregarles estos libros. Tenemos que salir con este motivo, y Krishna nos iluminará en nuestro interior y nos dará la inteligencia correcta, las palabras correctas, y la conciencia correcta. Él nos ilmina de acuerdo a tiempo, lugar y circunstancias, para que las personas se lleven los libros. Calidad no significa distribuir menos, pero más. Calidad y cantidad van de la mano.

    Haridasa Thakura Dasa: En el Bhagavad-gita, Krishna dice, karmani evadhikaras te ma phalesu kadacana. Es necesario un gran esfuerzo mental y físico. Pero el gran resultado depende de Krishna. Eso significa que hay que tenemos que ser desapegados. Tenemos que estar apegados a nuestro servicio, pero desapegados del resultado. La prueba de esta actitud es que no nos desanimamos cuando no hay resultado – aún así continuamos esforzándonos.

    Harinamananda Dasa: El Señor Chaitanya enseñó con Su ejemplo que la conciencia de Krishna es para todo el mundo. Si nos preocupamos solamente por las personas especiales (por ejemplo, personas ricas o cultas), es un signo de que tenemos algunos falsos conceptos, y no podremos sumergirnos completamente en la distribución de libros. Si de verdad aspiramos a distribuir una gran cantidad de libros o queremos distribuir libros para siempre, tenemos que aprender el arte de presentar los libros de Srila Prabhupada a todo el mundo de una manera atractiva y agradable. Con el objetivo de mantener el gusto por distribuir libros, debemos intentar hacerlo en una plataforma brahmínica, presentando los libros directamente como lo que son, de la manera más directa posible y de una manera inteligente y experta. Esto es lo que tenemos que aprender. En otras palabras, no tenemos que pensar que tenemos que preocuparnos solanente por aumentar la cantidad de libros distribuidos, sino que también tenemos que preocuparnos por aumentar la calidad, la manera en que los distribuimos. Tenemos que realizar el servicio no solo con el cuerpo, sino también con la mente y la inteligencia. Semejante dedicación, sin motivos falsos, sin deseos materiales, es ahaituky apratihata. El resultado es yayatma suprasadati: nos sentiremos automáticamente satisfechos y nunca perderemos el gusto por distribuir libros y predicar.

    Bhaktavatsala Dasa: Personalmente, creo 100% que el factor más importante en la distribución de libros es la calidad, porque cuando hay calidad, automáticamente hay cantidad. Si un devoto presiona a la gente, forzándoles a llevarse los libros o usando trucos deshonestos, sufrirá las reacciones y eventualmente dejará de realizar su servicio. Cuando alguien logra grandes resultados y lo hace durante un largo período de tiempo, no solo unos pocos años, es un ejemplo de calidad y cantidad, porque sin calidad, no duraría mucho tiempo. Afortunadamente, tenemos estos ejemplos.


    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.