Srila Prabhupada está esperando que le ayudemos a llegar al máximo de personas posible. Por eso es importante que siempre llevemos un libro con nosotros. Nunca sabemos quién lo está esperando.

Desde hace un tiempo, y siguiendo una idea de Hanumat-presaka Maharaja, siempre que me subo a un avión llevo algún libro de Srila Prabhupada para dejar en el bolso de la butaca de enfrente antes de bajar.

Pero ahora, como en algunos países ya me dejan entrar primero con los demás viejitos, tengo otra “técnica”. Trato de entrar el primero, y dejo algún libro antes de que lleguen los demás pasajeros.

Así lo hice el otro día, cuando viajaba desde Cochabamba a Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia. Llegué el primero, y antes de sentarme dejé un libro en la bolsa de una butaca cercana.

Cuando ya despegamos, el señor que se había sentado allá vio el libro y lo tomó. Y le interesó… Se pasó todo el viaje leyendo La perfección del yoga. Incluso cuando le trajeron el desayuno, siguió leyendo mientras comía. Se le veía muy interesado.foto 1

Así que, como ven, hay ilimitadas maneras de ayudar a Srila Prabhupada a predicar a la gente.

Y para eso tenemos que llevar siempre algún libro con nosotros. El libro nos dirá cómo hacerlo llegar a la persona que lo está esperando.

.

Su servidor,

Hanuman das
BBT Trustee

Categorías: Historias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.