Cuando alguien no se anima a distribuir libros, sus dudas, sus preocupaciones y sus miedos están justificados. Yo solía sentirme de la misma manera. Cuando comenzaba a prepararme para salir a distribuir libros, mi mente siempre me sugería: «¿Por qué no te quedas en casa? ¡Aquí se está muy a gusto!» Pero me di cuenta de que, cuando salgo y me adentro en lo desconocido, cuando asumo un riesgo por el Señor Chaitanya Mahaprabhu, Él me corresponde más que con cualquier otra actividad.

Está comprobado que salir al encuentro de las personas y ofrecerles conocimiento sobre Krishna es la manera más efectiva de que acepten la conciencia de Krishna. Se trata de acercarnos a la gente y transmitirles nuestra fe desde nuestro corazón al suyo.

Una manera de aliviar el miedo a salir a distribuir libros es recordar que compartir nuestra fe es algo completamente natural. Es algo que hacemos en todos los ámbitos de nuestra vida: cuando descubrimos algo que nos inspira, queremos compartirlo con los demás. De la misma manera, cuando descubrimos las enseñanzas de Sri Chaitanya Mahaprabhu y por Su misericordia nos sentimos felices, tiene sentido querer compartirlo con todo el mundo.  

Durante una época de mi vida, tuve que salir a distribuir libros sin ninguna compañía. Para poder convencer a mi mente, usaba una estrategia muy particular. Mientras me preparaba para salir, le decía a mi mente que no estaba yendo a distribuir libros: en realidad estaba practicando como si fuera a salir. En cada etapa, le seguía diciendo a mi mente que no estábamos yendo a distribuir libros: apenas quería ver cómo sería si lo hiciera. Siempre me mantenía un paso por delante de mi mente y así conseguía continuar. Este es uno de los mejores trucos que he aprendido haciendo sankirtana: si salimos para ver qué puede suceder, el Señor Chaitanya nos inspirará. Nosotros solo somos Sus instrumentos y, si de una manera u otra intentamos situamos en la posición de transmitir nuestra fe, tal como la hemos recibido de Srila Prabhupada y el Señor Chaitanya, Krishna hará el resto. 

Cuando llevamos un tiempo en la conciencia de Krishna, corremos el riesgo de dar por sentado la misericordia que recibimos. Una de las maneras de evitarlo es salir a distribuir libros: cuando vemos a otras personas entendiendo la conciencia de Krishna o conociendo a Krishna por primera vez, revivimos el momento en el que entendimos que Krishna es la Suprema Personalidad de Dios. Y esto nos da el oxígeno necesario para continuar respirando. Es uno de los aspectos más importantes de nuestra práctica espiritual: ayudar a los demás. Y es la tarea más importante de cualquier comunidad espiritual: que cada uno de sus miembros reciba la oportunidad de salir a distribuir la conciencia de Krishna. Y aunque lo hagamos apenas por unos minutos, volvemos a vivir aquella experiencia en la que vemos la misericordia del Señor Chaitanya y recordamos por qué decidimos formar parte de este movimiento, y por qué seguimos en él. 

Su servidor,

Vaisesika Dasa
Director de Marketing | BBT Internacional

Categorías: Comunicados

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.